¿Qué es la incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria consiste en la pérdida involuntaria de orina (ésta puede ser leve o abundante), siendo la más común la denominada de “esfuerzo” que afecta hasta un 25% de las mujeres mayores de 40 años, incrementándose con la edad.

Los factores más comunes y por tanto más conocidos que afectan a la aparición de la incontinencia urinaria son la edad y la multiparidad. En cambio, existen otros que no por menos conocidos son menos importantes, es el caso del sobrepeso.

Sin duda hablar de este factor es de vital importancia ya que en España se calcula que aproximadamente el 45% de las mujeres tiene sobrepeso. En este colectivo, independientemente de cuál sea la edad de la mujer, existe una mayor prevalencia y frecuencia de la incontinencia urinaria.

Esta patología afecta a la calidad de vida personal, profesional y de pareja de las mujeres.

 

¿Cómo afecta el sobrepeso a la incontinencia urinaria?

Con el sobrepeso, se ejerce una sobrecarga en el suelo pélvico que afecta a la función de soporte de la vejiga y la uretra, ya que se debilitan los músculos pélvicos encargados de su sujeción. Así, cuando una mujer con sobrepeso estornuda, tose, ríe… siente incapacidad para controlar la orina. Por otra parte, si la mujer realiza ejercicio físico no controlado para reducir el sobrepeso la presión sobre el periné (zona situada entre el ano y el órgano genital) aumenta y el problema empeora.

 

¿Por qué se desconoce la relación sobrepeso-incontinencia urinaria?

Desde UroFem observamos dos cuestiones:

La incontinencia urinaria ha sido una patología que las mujeres asumían como parte de su condición femenina y a la que incluso atribuían un carácter un tanto avergonzante. Lo que fomentaba que la mayor parte de ellas no consultaran a un especialista. De hecho, en la actualidad muchas mujeres siguen sin darle la importancia que se merece, lo que impide su diagnóstico y tratamiento.

La mayor parte de las mujeres con sobrepeso desconocen que éste favorece la aparición de la incontinencia urinaria. Por tanto, de nuevo aquí, esta patología no se trata.

 

¿Tiene tratamiento la incontinencia urinaria?

En el caso de las mujeres con sobrepeso, una correcta alimentación y un incremento de la actividad física controlada para reducir peso, unido a otro tipo de tratamientos médicos, ayudan al control de esta patología tan común.

Algunos de los tratamientos que se aplican en los casos de incontinencia urinaria son:

Rehabilitación perineal

Biofeed back perineal

Regeneración colágena periuretral y vaginal con láser

Tratamiento quirúrgico, para casos más severos

Las mujeres viven una nueva realidad social y profesional que ha favorecido la aparición de nuevos factores que fomentan la incontinencia. Por eso, desde UroFem queremos hacer una fuerte labor informativa para que las mujeres conozcan estos factores y sobre todo, una llamada a la acción para animarlas a que acudan a un especialista que las ayude a tratar esta patología que tanto afecta a su vida.